Programa de Transporte Sostenible GIZ China

Programa de Transporte Sostenible GIZ China
Agencia financiadora:
BMZ, BMUB, BMWi, BMVI
Información: http://sustainabletransport.org/

Establecido en 2010, el equipo de Transporte Sostenible de GIZ en China coopera con instituciones chinas en nombre del gobierno alemán para apoyar su búsqueda del desarrollo sostenible y bajo en carbono del sector del transporte. En China, el transporte da cuenta de una proporción significativa de las emisiones totales de carbono, dificultando su desarrollo sostenible. Reconociendo el desafío de la rápida urbanización y motorización, China está comprometida a limitar el crecimiento de sus emisiones de gases de efecto invernadero (GEI). Implementando políticas de transporte bajo en carbono, China apunta a obtener beneficios adicionales de sostenibilidad, tales como mejor calidad del aire, congestión reducida y seguridad vial mejorada. GIZ sigue el enfoque Evitar-Cambiar-Mejorar (A-S-I) para promover soluciones alternativas de movilidad y desarrollar sistemas de transporte sostenibles: Evitar o reducir la necesidad de viajar, cambiar o mantener la proporción de modos respetuosos con el ambiente y mejorar la eficiencia energética de los vehículos o disminuir el contenido de carbono en los combustibles. En China, trabajamos principalmente en cuatro áreas:

  1. Estrategias de mitigación del cambio climático
  2. Electro-movilidad y combustibles alternativos
  3. Logística verde
  4. Transporte urbano

Dentro de estas áreas, cooperamos con nuestros socios chinos en el diseño e implementación de medidas, estrategias y estándares universales para la eficiencia energética, en nombre de la protección ambiental y la mitigación del cambio climático en el sector de transporte de China. Un importante tema transversal en nuestro trabajo es la cuantificación de las emisiones de gases de efecto invernadero y la evaluación de los potenciales de reducción de emisiones de las políticas y medidas.

La base de nuestra cooperación es evaluar problemas y desarrollar soluciones en conjunto con nuestras contrapartes chinas y con la ayuda de expertos internacionales. Por lo tanto, GIZ facilita un continuo intercambio de expertos entre expertos chinos, alemanes e internacionales para discutir escenarios para el futuro desarrollo de China. El programa de transporte sostenible se involucra en diálogos de políticas con tomadores de decisiones de los gobiernos chino y alemán así como autoridades locales de transporte. En sociedad con nuestras contrapartes chinas desarrollamos recomendaciones de políticas basadas en investigación científica, revisiones de mejores prácticas y discusiones de expertos. Presentamos workshops y organizamos tours de estudio para identificar soluciones viables e incentivar el aprendizaje mutuo.

Cambio Climático

El cambio climático es un desafío global. Requiere acción determinada de parte de los involucrados en todas partes del mundo, pero en particular de aquellos responsables por las mayores emisiones de gases de efecto invernadero pasadas y presentes. El sector del transporte contribuye más de un cuarto de las emisiones globales de CO2 relacionadas con la energía. Mientras que muchos otros sectores han comenzado a nivelar o reducir sus emisiones, las emisiones globales del transporte continúan creciendo a un rápido paso y aún no hay una cima absoluta en vistas. Especialmente en China, el crecimiento económico y la urbanización sin precedentes han llevado a sorprendentes tasas de crecimiento del transporte motorizado individual, así como del transporte de carga. Durante los últimos cinco años, la tasa de crecimiento de la propiedad de vehículos privados tuvo un promedio de 28% por año. Como actores clave en la economía global y en la comunidad de naciones, China y Alemania cooperan para desarrollar un sector de transporte sostenible bajo en carbono. GIZ apoya a las autoridades nacionales y locales chinas e institutos de políticas a desarrollar estrategias de mitigación y políticas basadas en la cuantificación de emisiones y análisis de políticas.

Electro-movilidad

El volumen de tráfico en continuo crecimiento de China, especialmente en el transporte individual, no sólo causa preocupaciones ambientales, también presiona a China para enfrentar su fuerte dependencia de las importaciones de petróleo. El gobierno chino promueve el desarrollo de la electro-movilidad y los combustibles alternativos como un medio para disminuir su dependencia y aumento de la eficiencia energética en el sector del transporte. Con cero emisiones de caños de escape los vehículos también tienen un alto potencial para mejorar la calidad del aire urbano. Para ser sostenible, la electro-movilidad necesita ser tanto respetuosa con el ambiente como segura. Esto no es sólo sobre vehículos eléctricos (EVs). También significa fomentar las energías renovables en la red nacional y diseñar estrategias integradas para cargar y mantener vehículos eléctricos. Los planes de reciclaje innovadores y nuevos conceptos de movilidad pueden mejorar el impacto ambiental de los vehículos eléctricos durante su ciclo de vida.

Logística verde

La economía en rápido crecimiento de China ha llevado a una expansión extensiva del transporte de carga en las últimas décadas. Al mismo tiempo, el transporte de carga se ha convertido en un gran emisor tanto de CO2 como de contaminantes locales. Reducir estas emisiones pero al mismo tiempo asegurar un óptimo abastecimiento con bienes y servicios es un gran desafío para China. Sin embargo, la mitigación del impacto ambiental en el sector de carga y logística es esencial para un futuro sostenible.

Hay un gran potencial para mejorar la gestión de logística, actualizar las flotas vehiculares e integrar la tecnología de información con la logística. Reconociendo este potencial, el Ministerio de Transporte promueve activamente las mejoras de eficiencia en el sector de carga y logística. GIZ presenta nuevos conceptos y estándares para los tomadores de decisiones a través de entrenamientos y otras medidas de desarrollo de capacidades. Comprendiendo los requisitos de políticas y el potencial de innovación de la logística verde, las organizaciones pueden revisar los procedimientos existentes y mejorarlos con respecto a su impacto climático y eficiencia.

Transporte Urbano

El crecimiento económico y la urbanización de China durante las últimas tres décadas han elevado a millones fuera de la pobreza y mejorado las opciones y el bienestar de muchos. Al mismo tiempo, estos procesos han llevado a un aumento masivo en el volumen del transporte, haciendo que la contaminación del aire, la congestión, los accidentes de tráfico y las molestias del ruido sean tristes características de las metrópolis chinas que afectan la recientemente ganada calidad de vida. Además, gran parte del crecimiento en emisiones de GEI del transporte se genera en las ciudades y el crecimiento urbano continuará durante las próximas décadas. Reducir las emisiones de GEI del transporte urbano es por lo tanto una necesidad para el desarrollo sostenible no sólo en ciudades chinas sino en todo el país y en el mundo. Ni la provisión de infraestructura vial adicional ni el desarrollo de nuevas tecnologías de automóviles es suficiente para vencer a los desafíos locales y globales. Las soluciones técnicas deben ser complementas implementando Gestión de la Demanda de Transporte (TDM) – una estrategia que incluye un conjunto comprehensivo de medidas para promover la caminata, el uso de bicicletas y el transporte púbico, al mismo tiempo desincentivando el uso de automóviles privados.